receta de hummus de remolacha

Receta de hummus de remolacha

Parece que nos ha dado por el hummus, pero es que este plato de origen árabe está riquísimo. Nunca podrás elaborar una receta más sencilla y que guste tanto a tus invitados. Además, las opciones que tienes para sorprender con tu arte culinario son muchísimas, ya que puedes realizar un sinfín de tipos de hummus. Hoy vamos a dedicarle todas nuestras energías a un bonito y sabroso plato, la receta de hummus de remolacha.

Lo mejor de este plato es su fabuloso color. Si lo haces bien y no te excedes con el cocinado de la remolacha, lograrás una crema sedosa, de un color fucsia muy potente. Es, sin duda, una opción genial y divertida para acompañar a tus tostadas del desayuno. Si añades unos trozos de aguacate a la tostada te garantizamos que podrás tocar el cielo con tu paladar. ¡Una maravilla para los sentidos!

Un plato de tostadas de aguacate sobre un lecho de hummus de remolacha

Te estarás preguntando qué nos ha picado para que te contemos tantos detalles sobre este plato tradicional. La verdad es que es una receta de entrante genial, que nos gusta mucho y a la que se le puede sacar mucho partido. De hecho, como somos muy cabezotas te vamos a dar más recetas de hummus diferentes en los próximos días. ¿Te lo vas a perder?

Ahora siéntate, relájate y asegúrate de que tienes todos los ingredientes para elaborar un fantástico hummus de remolacha. Si no los tienes entra en la App de Glovo (o en nuestra página web), loguéate y haz tu pedido de supermercado. En un periquete nos tendrás allí con todos los productos que nos pidas. Ambienta tu cocina con un poquito de música, ábrete tu bebida favorita y ¡a cocinar!

La remolacha es el ingrediente principal para preparar la receta de hummus de remolacha

La mejor receta de hummus de remolacha

Ingredientes imprescindibles:

Un puñado de remolachas que se utilizarán para la receta de hummus de remolacha
  • Un bote de garbanzos cocidos. También puedes usar garbanzos secos que, tras poner a remojo el tiempo suficiente, puedes cocer en casa. El resultado no varía en absoluto.
  • 250 gramos aproximadamente de remolacha. La puedes comprar ya cocida o cocerla en casa. Si quieres ahorrar tiempo apuesta por la que ya encuentras cocida en el supermercado. Pero ¡ojo! no es remolacha encurtida.
  • Un limón exprimido. Si quieres puedes cambiar el zumo de limón por el de lima.
  • 2 cucharadas soperas de tahini o tahina. Se trata de la famosa pasta de sésamo tostado. Hoy en día es fácil encontrar este producto en tiendas de alimentación. Usa Glovo para comprar tahini si no tienes en casa.
  • Una cucharadita de postre de comino molido. El sabor que aporta esta especia es inconfundible.
  • Un diente de ajo sin el germen interior.
  • Sal rosa del Himalaya al gusto.
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • Para decorar usaremos trocitos de hierbabuena o albahaca, sésamo y algunos garbanzos cocidos. Aunque la presentación la puedes hacer como más te guste.

Elaboración de la receta:

Tostadas de pan cubiertas con hummus de remolacha
  1. Si no has encontrado remolacha cocida cómprala natural y la cueces en casa. Simplemente has de añadirla a un cazo con agua cuando esté hirviendo.
  2. Deja la remolacha cocer durante al menos una hora. Asegúrate de que está bien blandita pinchándola con un cuchillo.
  3. Podrás incorporarla a la receta de hummus de remolacha cuando esté completamente fría.
  4. Si tienes que hervir los garbanzos hazlo como habitualmente lo suelas hacer. Y espera también a que enfríen del todo para elaborar la receta. No obstante, si usas un bote de garbanzos cocidos obtendrás un hummus fantástico.
  5. Si has decidido usar garbanzos ya cocidos los tienes que enjuagar bien en un colador. Lávalos completamente, hasta que dejen de soltar espuma.
  6. Pon todos los garbanzos bien escurridos en el baso de la batidora o en el procesador de alimentos. Añade el diente de ajo, la pasta de sésamo, el zumo de limón, la remolacha cortada en trozos pequeños, el comino, la sal y los 50 ml de aceite de oliva virgen extra. Ten en cuenta que la calidad del aceite es fundamental para mejorar el resultado.
  7. Tritura todo a potencia máxima durante unos minutos. Asegúrate de que queda una crema de textura densa y firme.
  8. Introduce en la nevera hasta que enfríe. La receta de hummus de remolacha está mucho más sabrosa fría.
  9. Preséntalo en un plato bonito y añade unos garbanzos cocidos por encima, un poco de sésamo, hierbabuena o albahaca y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Si te ha parecido fascinante esta receta de hummus de remolacha, no te pierdas la del hummus tradicional. Si quieres puedes echar un vistazo a los tipos de hummus más famosos que puedes elaborar sin demasiada dificultad. Recuerda que en Glovo te proponemos diferentes opciones para que puedas saborear platos únicos de las mejores gastronomías del mundo. La cocina árabe, libanesa y turca tiene un hueco muy especial en nuestra web. Pide la mejor comida para llevar y degusta platos diferentes. ¡Vamos a celebrar la gastronomía!

Vote this article

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.