¡Cómo nos gusta Grecia y su increíble gastronomía! Si hay una receta griega que ha traspasado fronteras esa es la de la moussaka. Básicamente, se trata de una lasaña casera que utiliza finas láminas de berenjena en lugar de pasta. Por lo tanto, es una opción muy saludable, que tienes que aprender a cocinar. No te pierdas la receta de musaka original que te vamos a enseñar a preparar en un momentillo.

Un buen consejo es que hagas musaka para un regimiento, ya que puedes congelar las bandejas preparadas para ir sacando de vez en cuando. Piensa que vas a pasar un rato en la cocina y lo mejor es hacer más cantidad para aprovechar durante más tiempo.

Antes de empezar con esta receta de musaka no te olvides de ningún ingrediente. Lo más importante es que sean productos frescos de muy buena calidad. Puedes recurrir a Glovo para comprar las berenjenas, el tomate, la carne y todo aquello que te haga falta para preparar una moussaka casera. Solo tienes que buscar la burbuja de supermercado en nuestra web o app y hacer el pedido online.

Una cosa está clara, cuando te lleves esta receta a la boca te vas a chupar los dedos de lo rica que está. Tus invitados querrán quedarse contigo siempre, porque el sabor de la musaka casera que te vamos a proponer les hipnotizará completamente. Si tienes un crush en la ciudad, ¿por qué no le envías una ración de esta suculenta musaka griega? Los podrás hacer con Glovo en un periquete. ¡No nos hacemos responsables de los derroches de amor y halagos!

Receta de musaka griega original

Pese a que podrás encontrar infinidad de versiones de la receta de musaka, nosotros te vamos a dar hoy la más tradicional. Esta receta te trasportará a las Islas Griegas sin moverte de tu cocina. ¡Nos lo vas a agradecer! Imagínate que estás en una terraza de Santorini degustando un plato sabrosísimo de la gastronomía mediterránea. El sabor de esta musaka te teletransportará hasta una de las islas más bonitas del mundo.

Ingredientes de la musaka:

  • 2 berenjenas medianas lavadas.
  • 400 gramos de carne picada de cordero. También la puedes sustituir por ternera.
  • Un par de patatas medianas sin piel.
  • 2 dientes de ajo troceados.
  • Una cebolla picada muy fina.
  • Una lata de tomate troceado.
  • 100 ml de vino blanco.
  • Sal y pimienta.
  • Un huevo batido.
  • Salsa bechamel al gusto.

Elaboración de la receta de musaka:

  1. El primer paso es preparar bien las berenjenas, ya que son el ingrediente estrella de esta receta griega. Empieza cortándolas en rodajas finas, de medio centímetro más o menos. Coloca las láminas de berenjena en un papel de cocina y échales un poco de sal. Así eliminarán el exceso de agua.
  2. Prepara una sartén grande con un poco de aceite. Corta las patatas en rodajas del mismo tamaño que las berenjenas y fríelas ligeramente. Evita el exceso de grasa, con el fin de que la musaka no quede muy aceitosa. Cuando estén listas déjalas reposar sobre papel absorbente.
  3. En la misma sartén tienes que cocinar las berenjenas con una fina capa de aceite. Antes de ponerlas en el fuego sécalas bien. Cocínalas y escúrrelas bien. Para ello las puedes colocar en un colador fino una vez cocinadas.
  4. Es el momento de preparar un rico sofrito. Empieza sofriendo la cebolla y los ajos picados. Añade una pizca de sal para que la cebolla sude bien. Cuando esté pochada echa la carne picada y salpimenta. Ve cocinando lentamente y añade el tomate troceado.
  5. Con el fuego a la mitad no te olvides de remover y deja que el sofrito haga chup-chup durante una media hora. La idea es que se integren todos los sabores.
  6. La receta de musaka casera ya va cogiendo forma. Ahora añade el vino blanco y deja que todo se cocine junto durante unos 10 minutos más, aproximadamente. En este punto la sartén tiene que estar destapada, para que el vino reduzca bien.
  7. Ve precalentando el horno a 180 grados centígrados.
  8. Retira el sofrito del fuego y añade el huevo batido. Mueve bien, ya que esto terminará de ligar la salsa.
  9. Utiliza un molde amplio para lasaña y empieza a darle forma a la musaka. Lo primero que hay que hacer es engrasar el molde o usar papel vegetal.
  10. Este es el orden correcto de las capas: empieza con una base de patata. Sobre la patata hay que poner la primera capa de berenjena. Ahora hay que poner una buena cantidad de sofrito y extender perfectamente. Sigue haciendo capas de berenjena y salsa hasta que te quedes sin ingredientes.
  11. Echa la bechamel por encima y remata con un poco de queso rallado.
  12. Hornea durante unos 20 minutos a 180 grados. Los últimos minutos enciende el gratinador para crear una capa de queso crujiente.
receta
de moussaka casera

Si no has probado esta receta griega ¡no esperes más! Ya verás como vas a saborear la mejor receta de musaka que jamás pudiste imaginar. Pide los ingredientes necesarios en Glovo y degusta la gastronomía internacional sin moverte de casa. Invita a tu crush porque se va a enamorar de ti segurísimo. ¡Vive la experiencia Glovo!

Vote this article
A %d blogueros les gusta esto: