El 29 de septiembre será el Día Mundial contra el Desperdicio de Alimentos. Este día es más importante que nunca para la protección de nuestros recursos y un uso más racional de los alimentos.

Estamos hablando de un camino que toda la comunidad mundial debe seguir para un futuro mejor para toda la comunidad. En este contexto, todo el mundo debe poder desempeñar su papel, desde los profesionales hasta los consumidores.

Por este motivo, Glovo propone hoy una serie de comportamientos virtuosos para gestionar mejor las existencias diarias de alimentos a tu disposición. Aquí encontrarás una guía útil sobre cómo reducir el desperdicio de alimentos sin tener que renunciar a nada de lo que haces a diario.

¿Qué es el desperdicio de alimentos?

En pocas palabras, es todo lo que se compra y luego no se consume, quedando inutilizado. Cada vez que esto ocurre es una derrota para el bolsillo y para los que realmente lo necesitan.

De hecho, eres tú quien acaba gastando tu dinero en cosas que se volverán incomestibles. También hay muchas personas, incluso en nuestro propio país, que pasan hambre. Un uso más racional de los alimentos se convierte también en la mejor manera de aprovechar los recursos del planeta. Entonces, aquí van 5 consejos sobre cómo evitar el desperdicio de alimentos sin hacer ningún sacrificio.

1. El punto de partida es una compra inteligente

Una de las principales causas del desperdicio de alimentos es la mala gestión de los recursos en los supermercados. El punto de partida es una planificación racional de tus comidas, que luego se traduce en un gasto sin compras innecesarias.

Es muy importante hacer un calendario de lo que quieres comer durante la semana. Basándote en lo que ya tienes y en lo que necesitas, sólo puede comprar lo que realmente te hace falta.

Esto, como ya se ha mencionado, debe incluir todos aquellos alimentos perecederos a corto plazo que ya tiene en su casa. Recuerda que una gran parte del desperdicio de alimentos se refiere a los alimentos caducados. Así que tu gasto debe ser capaz de aprovechar al máximo lo que ya tienes en casa.

Decidir de antemano el menú de la semana es el primer paso, pero hay mucho más que hacer.

El desperdicio de alimentos se puede combatir gestionando correctamente la fecha de caducidad de lo que se compra en el supermercado

2. Controlar los alimentos que tienes en casa

Si quieres saber cómo combatir el despilfarro de alimentos, primero debes preguntarte qué hay de comer en tu casa en este momento. Esto puede parecer trivial, pero en realidad es un punto muy importante.

Nuestra cocina, los armarios y la nevera suelen estar llenos de comida. Al fin y al cabo, no hay nada malo en ello, como aprovechar los descuentos, es una forma de luchar contra el desperdicio de alimentos y ahorrar un poco. Al mismo tiempo, debes tener una idea clara de los plazos de todo lo que hay en tu casa.

Si tienes varios alimentos que corren el riesgo de estropearse, tienes que asegurarte de aprovechar al máximo lo que tienes.

3. Cómo reducir el desperdicio de alimentos aprovechando las fechas de caducidad

La lectura de las etiquetas es, sin duda, uno de los aspectos básicos si se quiere saber cómo limitar el desperdicio de alimentos. Empecemos por leer correctamente esta información. Debes saber que hay una diferencia importante entre «consumir antes de» y «consumir preferiblemente antes de«

Si en el primer caso sobrepasar el plazo supone también poner en riesgo tu salud, en el segundo no. Así, hay alimentos que, en un plazo razonable más allá de la fecha de caducidad, pueden consumirse sin riesgo.

Una vez más, tienes que ser tú quien sepa planificar tus comidas y tus compras de forma inteligente.

4 En la cocina, aprovecha lo que tienes

Una de las formas más eficaces de combatir el desperdicio de alimentos tiene que ver con la forma de cocinar cada día. El mejor sistema es evitar la acumulación de restos de comida cocinada. Intenta preparar dosis precisas para ti y tu familia según los hábitos de cada uno.

Nadie debería estar a dieta, pero nadie debería verse obligado a dejar algo en el plato por culpa de unas raciones demasiado grandes. Al mismo tiempo, uno no debe sentirse obligado a comer algo si ya no tiene hambre.

A continuación, intenta incluir lo que sobra en la comida del día siguiente para combinarlo con lo que ya has planeado. De este modo, podrás aprovechar al máximo lo que cocines.

Comprueba siempre lo que tienes en la nevera si quieres reducir el desperdicio de alimentos.

5. Dona lo que puedas

Por último, recuerda que hay muchas organizaciones implicadas en la recuperación de muchos alimentos no caducados para ayudar a las personas que realmente los necesitan. Es un pequeño gesto que en realidad ofrece algo realmente importante a los más necesitados.

Cómo reducir el desperdicio de alimentos en la restauración y con Glovo

Glovo siempre está muy atento a este aspecto, ya que los alimentos entregados a domicilio siempre corren el riesgo de convertirse en residuos alimentarios. Por nuestra parte, aconsejamos a los restauradores que hagan ofertas con raciones no excesivas y a un precio acorde con lo que se ofrece.

El resultado será una buena comida en la cantidad adecuada. Por supuesto, algunos encontrarán la porción demasiado pequeña o demasiado grande, pero esto es absolutamente normal. Si sobra algo, siempre se puede pensar en comerlo al día siguiente con otra cosa. El despilfarro de alimentos también puede combatirse de esta manera.

A %d blogueros les gusta esto: