En honor a nuestro amor por la gastronomía internacional hoy vamos a hacer un repaso por los tipos de hummus más sabrosos que puedes encontrar hoy en día. En primer lugar, hablaremos de este suculento plato, que se ha convertido en el favorito de los amantes de la comida real. Si quieres alejarte de los alimentos ultraprocesados, la crema de garbanzos o hummus es una forma estupenda de saciar tu apetito.

Tipo de hummus de garbanzos

Vamos a empezar con la polémica. Si dices que vas a elaborar un estupendo hummus de berenjena es muy probable que te encuentres con alguien que te diga que eso no es correcto. ¿Y esto a qué se debe? Pues es muy sencillo, la palabra “hummus” significa simplemente “garbanzos”. Por lo tanto, este nombre haría referencia al plato típico de crema de garbanzos con tahini.

Sin embargo, la receta se ha popularizado tanto que se ha extendido su nombre para dar soporte a otros platos, es decir, otros tipos de hummus menos convencionales. Decimos hummus de remolacha y no crema de remolacha, sin ir más lejos. Además, en muchos casos, los garbanzos siguen formando parte de la receta, ya que aportan una textura única.

En Glovo queremos que aprendas a cocinar platos fantásticos de la gastronomía internacional. Así que te iremos dando las claves para que puedas elaborar distintos tipos de hummus. Estas ideas te van a venir genial cuando tengas invitados, ya que funcionan de maravilla como acompañamiento.

Tipos de hummus: lo que no puede faltar

Tipo de hummus de garbanzos acompañado con pan de pita.

Cualquiera de los tipos de hummus que puedes elaborar hoy en día ha de llevar una serie de ingredientes imprescindibles:

  • Tahini: también conocida como tahina, es una pasta de sésamo que aporta un sabor peculiar a este plato. Normalmente el sésamo está previamente tostado. Actualmente encontrar este ingrediente es relativamente fácil en los supermercados españoles. Si no tienes en casa, aprovecha Glovo Market para que un repartidor te lleve la pasta de sésamo a casa y así podrás elaborar un montón de tipos de hummus increíbles.
  • Comino: para la receta del hummus se emplea comino en polvo. Se trata de una especia muy aromática, que aporta muchísimo sabor a platos tan sabrosos como las cremas de garbanzos.
  • Limón: el jugo de limón es fundamental para que el hummus esté de infarto. Este cítrico le aporta ese sabor refrescante que caracteriza a la receta.
  • Ajo: por último, el ajo es uno de los ingredientes que no pueden faltar en ninguno de los tipos de hummus que puedes elaborar. De hecho, el ajo junto al resto de los ingredientes funciona de maravilla en esta receta fría.

Hay quien elabora este plato con yogur natural, preferiblemente yogur griego, debido a su cremosidad. Sin embargo, no es necesario incluir este producto en la receta. Con un poco de agua bastará para lograr la ansiada textura.

El hummus lo puedes servir con crudités o con pequeños trozos de pan de pita, por ejemplo. Una gran idea es que cortes bastoncillos de verduras frescas (apio, pepino, zanahoria, etc.) y los sirvas con algo de pan para que tus comensales puedan escoger el modo de saborear la receta. Las patatas asadas y las verduras en tempura también son acompañamientos fantásticos para estas cremas. Si quieres puedes decorar la crema de garbanzos con aceite de oliva virgen extra y con un poco de pimentón dulce o picante. El punch de sabor es brutal. ¡Ya lo verás!

Tipos de hummus muy sabrosos

Tipo de hummus de garbanzos

En tan solo 10 minutos y con una buena batidora o procesador de alimentos podrás disfrutar de uno de los tipos de hummus que más te guste. Lo mejor es que la receta es apta para veganos, ya que no lleva ningún ingrediente de origen animal.

En esta ocasión vamos a realizar una base de hummus tradicional, al que le añadiremos ingredientes en función del tipo de hummus que nos apetezca.

Como base tienes que triturar los siguientes ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos.
  • El zumo de medio limón.
  • Tahini (1 cucharada sopera).
  • 1 ajo sin el germen.
  • Una cucharadita de café de comino.
  • Sal al gusto.
  • 100 ml de agua o del caldo de cocción de los garbanzos si no has usado de bote.

Una vez triturado todo ya tendrás la basé para otros tipos de hummus:

Tipos de hummus de remolacha
  1. Hummus de tomates secos: a la mezcla inicial añádele un puñado de tomates secos hidratados previamente.
  2. Hummus de remolacha: puedes incorporar a la mezcla inicial una remolacha fresca. Conseguirás una crema de un color magnífico.
  3. Hummus al pesto: tritura junto con el resto de los ingredientes un buen puñado de albahaca fresca y lavada previamente.
  4. Hummus de Espinacas: si añades espinacas baby a la crema el resultado será una maravilla.
  5. Hummus de cúrcuma: simplemente debes de incorporar una cucharadita de cúrcuma al hummus habitual. Si te apetece, añade también un yogur griego y conseguirás mucha cremosidad.
  6. Hummus de aceitunas negras: incorpora una lata de aceitunas negras escurrida. El sabor será fascinante.

¿Has probado alguno de estos tipos de hummus? Si quieres sorprender a tus invitados compra ingredientes de calidad desde la App o la web de Glovo y disfruta de las mejores experiencias culinarias. También puedes pedir comida a domicilio y dejar el cocinado para los expertos. ¡Tú decides!

Vote this article
A %d blogueros les gusta esto: